¿Podrías dejar de lado el correo electrónico?

La crónica de Harvard Business ‘Management Tip of the Day’ es siempre una buena lectura– y el artículo de esta mañana ciertamente me impresionó “Abandona el correo”, pregonaba el título. “Si correcto, deja de comprobar tu correo”. Quita tu dirección de email de tu tarjeta de negocios y anima a cualquiera que quiera contactarte a levantar el teléfono”.

Hablando desde el punto de vista de alguien que está normalmente enterrado bajo un diluvio de (la mayoría irrelevantes) emails, tengo que reconocer que fue una atractiva, y radical en cierto modo, proposición…tan solo imagina un día en el que pudieras empezar a trabajar directamente sin tener que perder tiempo comprobando una bandeja de entrada repleta.

No más pronunciamientos ‘para toda la compañía’ o mensajes cuando alguien hace click en ‘responder a todos’ en un intento de demostrar lo duro que están trabajando. Sin necesidad de perder el tiempo dando información a la gente que podrían conseguir por sí mismos si al menos pusieran un poco de interés. Un final para correos no deseados y suscripciones que no recuerdas si quiera haber elegido.

Hay, sin embargo, un mensaje serio detrás de esta sugerencia extrema. El email tiene por supuesto su sitio– pero no hay duda de que si permitimos que se descontrole sin ser comprobado, terminará por no dejarnos trabajar. Parte del problema es que es la herramienta que la mayoría utilizamos cuando tenemos algo que decir– a menudo sin pensar en si es la mejor medida para conseguir nuestro objetivo o en hacer entender el mensaje.

Así que en un mundo sin email, (o al menos sin parte de él) ¿qué alternativas de comunicación utilizarías?

1. Levantar el teléfono: Si, en realidad. Hoy en día pasamos demasiado tiempo mandando correos, textos, mensajes instantáneos que parece que tenemos miedo de hablar con la gente.  En una conferencia en la que estuve la semana pasada, uno de los participantes sugirió que el simple hecho de levantar el teléfono y hablar con tres personas al día podría marcar la diferencia en tu negocio. Es una manera genial de recordar a la gente que existes, empujándoles a darte una respuesta rápida o tomar una decisión que sin embargo podría permanecer en el correo de esa persona durante meses. Lo he probado esta semana y tengo que agradecérselo a Steve Clarke de Eureka Sales, puesto que incluso fuera del entorno de ventas esto realmente funciona. Así que ¿quién está en tu lista de llamadas por hacer hoy?

2. Textos y mensajes instantáneos: Mandar un texto es lo mejor cuando quieres que sea corto y simpático ‘¿tienes tiempo para ponernos al día esta tarde?‘, ‘¿cuándo tendrás tiempo de mirar el informe?’ – y otro tipo de ejemplos que sirven para mantener la rueda girando. Es un mecanismo de comunicación que también es útil para personas que siempre están ocupadas y no tienen tiempo para leer ciertos documentos. Tengo un compañero que rara vez contesta a un email pero responde inmediatamente a cualquier texto. La clave está en saber quién de tu equipo responde bien a qué tipo de herramienta comunicación– y crear tu red de comunicación acorde a eso.

3. Plataformas Sociales Internas: Un creciente número de compañías están cambiando en cuanto al hecho de que las redes sociales internas tienen un papel que jugar en la manera que los empleados trabajan juntos de forma efectiva. Estas plataformas internas, (como la que viene como parte integral de Cezanne OnDemand) ofrece a la gente un espacio virtual donde colaborar y compartir ideas e información. Pueden ayudar a acelerar proyectos y hacerles más fácil a los empleados encontrar a la persona correcta para responder sus dudas. También ayudar a hacer brainstorming en procesos en los que todo el mundo puede unirse – en lugar de unos que solo ciertas personas pueden unirse.

4. Skype: Todos nos hemos visto en la situación de estar intentando solucionar un problema y los correos vuelan de un lado para otro sin llegar a ninguna conclusión. En un mundo ideal, tendrías a todas las personas necesarias alrededor para discutir. Pero como eso no es posible, Skype (o herramientas similares de video-conferencia) pueden ser una excelente alternativa. Todo el mundo tendrá su oportunidad de opinar, hay menos opciones de malinterpretar un correo debido al tono de un email, y es mucho más fácil llegar a un acuerdo y terminar con el problema para siempre.

5. Usa un Blog!: Si necesitas comunicarte con un gran número de personas en tu trabajo, un blog puede ser una Buena manera de mantener a todos al día. Es menos formal que un correo, puedes hacer que sea visualmente más agradable y si consigues el tono correcto, puedes tener la oportunidad de convencer a gente y hacer que se unan y compartan lo que haces. Es una manera genial de crear una comunidad entorno a ti y tu negocio y obtener feedback en tu trabajo así como nuevas ideas para informar a los demás.

¿Qué piensas? Es el email una herramienta sobre usada en tu negocio o sería imposible vivir sin él?

Blog de Erika Lucas 25 de abril 2013, traducido por Cezanne HR

Reservar una Demo

Si desea ver una demo de la solución de RRHH SaaS, por favor, rellene este formulario.

Haremos un uso responsable de sus datos personales – por favor, lea atentamente nuestra Declaración de privacidad.