Del ahorro de costes a una visión estratégica de los RRHH

A día de hoy, muchas empresas se preguntan aún por qué deben elegir soluciones basadas en Cloud. Desde Cezanne HR apuntamos en un primer momento –hace ahora algunos años- la gran ventaja del cloud para las empresas en términos de ahorro de costes, con una visión  táctica. En la actualidad, movemos –que no abandonamos- el foco de dicha visión táctica a una perspectiva más estratégica del negocio, buscando una mayor agilidad en los procesos  (por encima del intrínseco ahorro de costes); donde la pregunta que se hacen los gerentes de las empresas con la nube ya no es, cuánto ahorro, sino cuánto puedo crecer.

Por ello, la nube permite visualizar a las empresas otra serie de ventajas o prebendas más allá del consabido ahorro de costes. Ya sea la nube en aplicaciones de Recursos Humanos o para el ámbito educativo o sanitario, con el uso del cloud se buscaban soluciones concretas a problemas específicos. Hoy, la nube permite a la empresa ofrecer una visión más estratégica del negocio, aumentando la agilidad en los procesos del mismo.

Más allá del ahorro, cómo impulsa el cloud el crecimiento empresarial

Si uno de los principales argumentos que esgrimían los proveedores cloud hasta hace pocos meses era ese mismo ahorro de costes, hoy las empresas, grandes, medianas y pequeñas, ya no piensan sólo en eso. Su foco ha cambiado y ahora buscan la manera de poder crecer de manera eficiente. Y es en este sentido, donde la nube aporta una gran agilidad al negocio, no solamente en tareas periféricas (o secundarias), sino en el propio core business . En este sentido, un elevado porcentaje de empresas han movido ya una gran parte de sus infraestructuras a la nube; y las que todavía no lo han hecho, es porque se encuentran en fase de amortización de antiguos sistemas de TI; muy presumiblemente, según se cumplan las amortizaciones, el resto de empresas se irán “subiendo” a la nube como parte de su estrategia.

Y para dar mayor facilidad a todas las empresas, grandes o pequeñas, que quieran sumarse a disponer sus aplicativos en la nube, han de saber que la oferta actual es amplia, sobre todo dependiendo del tamaño de la compañía que desee implantar soluciones basadas en cloud. La madurez  entre los proveedores de estas infraestructuras también es plena, con una oferta de cloud pública, privada, auto-gestionable, híbrida, etc. Así, vemos cómo hay empresas que prefieren construirse su propia nube mientras que otros se decantan por contratar nubes de terceros. Lo importante es que hay muchas opciones y que, entre todas esas posibilidades, no resulta difícil, encontrar una alternativa que convenza a unos y a otros.

Pero, con independencia del tipo de nube que se escoja, las ventajas que reporta este, digamos “sistema”, son indiscutibles: reducción del time to market, mayor escalabilidad, más flexibilidad,.. No obstante conviene recordar que también podemos “perder” algunos privilegios, como una posible personalización de nuestra nube.

La nube también modifica el perfil del directivo

En este sentido, observamos una creciente oferta de servicios profesionales en la nube y que son subcontratados por muchas empresas. Por eso, en paralelo a los proveedores de infraestructuras de cloud, surge  -o se modifica- el perfil del CIO como un bróker de servicios. Esto es: mientras que en un modelo tradicional donde los sistemas de información residen en el cliente y es el CIO el responsable sólo de su área, al hablar de nube y servicios gestionados por terceros en nubes no propietarias, la actividad de los departamentos de sistemas girarán para identificar todas aquellas innovaciones donde el cloud permita transformar el negocio, con el foco puesto en hacerlo crecer.

Conviene tener en mente que el  concepto cloud va ligado con otras tecnologías como el big data, el social business o la propia movilidad, lo cual permite a todas las empresas que confíen sus estrategias en la nube, añadir una serie de ventajas adicionales.

Así, disponer de una aplicación de RRHH en la nube, como Cezanne On Demand, ya no obedece por vez primera prioritariamente a un ahorro de costes, sino a la implementación de una visión estratégica de las empresas que buscan disponer de soluciones con un alto contenido en innovación y que les permitan transformar rápidamente el negocio,  facturando cada vez más.

Es decir, nos situamos ante un importante cambio cualitativo respecto a la adopción de la nube en entornos empresariales, donde impera más la proyección de futuro del modo de trabajar “en la nube” con distintas aplicaciones, y con departamentos de tecnología más y mejor informados respecto al negocio de la empresa.

También te puede interesar...

  1. Gracias por artículos tan claros en un tema de mucha utilidad pero que para mí era totalmente ajenos.

Comments are closed.

Reservar una Demo

Si desea ver una demo de la solución de RRHH SaaS, por favor, rellene este formulario.

Haremos un uso responsable de sus datos personales – por favor, lea atentamente nuestra Declaración de privacidad.