Gestionar los RRHH con eficiencia para expandir el negocio

Después de muchos años, quizá demasiados, en los que la crisis ha  formado parte del día a día de muchas empresas en el entorno local pero también en el ámbito internacional, lo cierto es que parece que la tormenta empieza a amainar. O  al menos, los mensajes que nos llegan, parecen ser más alentadores. Datos de tipo macro económico como la reducción de la prima de riesgo a niveles casi previos a 2007, unidos a la disminución de la tasa de paro, ligera e impulsada por un factor meramente estacional, pero bajada al fin y al cabo, invitan a pensar que la economía española y también mundial, aunque “tocada”, está saliendo de la UVI. Hoy por hoy, según datos hechos públicos por la CIPD, existen cinco veces más posibilidades de que las pymes contraten a nuevos trabajadores que las grandes empresas. Lo cual, ratifica que son estas pequeñas y medianas organizaciones las verdaderas impulsoras de la economía en nuestro país.

Sin embargo, como mantienen distintos analistas del mercado, con independencia del tamaño o actividad de la empresa, lo difícil en tiempos de crisis, no es tanto crecer, sino mantener ese crecimiento de una manera constante, más aún, si la expansión empresarial se ha producido en poco tiempo.

Uno de los factores clave en el crecimiento de cualquier empresa, es la transmisión efectiva de los valores de la misma, tanto a empleados como a clientes, y el mantenimiento sólido de esos principios en el tiempo.

Atento a cualquier señal

La empresa debe tener bien desplegados los radares y estar alerta ante cualquier señal de los empleados. Mantener el mismo estímulo entre los trabajadores es difícil y puede caer con suma facilidad. Los rumores son siempre un mal endémico en la empresa: se estropea la impresora y el rumor termina en que la unidad de negocio se ha caído por completo. Para evitar estas falsas informaciones, la compañía o mejor dicho, sus responsables, deben contar con una red social interna en la que los empleados puedan comunicarse entre sí, compartiendo ideas, opiniones, inquietudes, etc. Bien gestionadas, resultan un estímulo para mantener la atmósfera de equipo entre todos los profesionales que  conforman la empresa, favoreciendo el espíritu positivo y el ánimo entre los empleados.

El decálogo de la empresa

En muchas corporaciones, en la entrada, figura un cartel donde se resumen los puntos clave sobre los que se articula el funcionamiento, la filosofía, los valores, la empresa: Orientación al cliente, Respeto de los empleados por su libre ejercicio,… Lo que no significa que se mencione cómo trabajan los empleados para cada proyecto, si lo hacen con el mismo entusiasmo un lunes por la mañana o un miércoles por la tarde. Por eso, contar con una herramienta que permita a los trabajadores explicar cómo hacen ellos las cosas, es tremendamente útil. Si un equipo ha colaborado en un proyecto con unos resultados óptimos, no hay nada mejor que hacerlo público para que el resto de sus compañeros puedan copiar esas buenas prácticas.

Compartir esos ejemplos de clientes satisfechos en una publicación interna es una buena manera para mantener el mensaje vivo dentro de la organización.

Érase una vez…

Todos los negocios –incluidos los que hoy en día cuentan con miles de empleados por todo el mundo- empezaron siendo pequeñas empresas, corporaciones donde, debido al pequeño tamaño, era fácil y lógico que cualquier empleado pudiera charlar de tú a tú con el presidente. Se respiraba un ambiente familiar donde el mensaje llegaba directamente, sin interferencias.

Todos sabían qué sucedía en la empresa, hasta el becario. Y esta realidad va desapareciendo a medida que el negocio crece, y –por ende- el número de empleados o de oficinas. Sin embargo, poder canalizar a todos los colaboradores cómo fue ese origen empresarial, para que puedan conocer  la historia de fondo y el papel que jugó y juega en la construcción del sector, seguramente les ayude a aumentar el compromiso y sentido de pertenencia a una entidad, a un equipo. No en vano, y cada vez en más empresas, es práctica habitual dedicar un pequeño espacio de la web a hacer una breve descripción de cada empleado para que así se pueda comprender por qué y cómo se hacen las cosas dentro de la compañía.

Gestión de procesos a un “clic” de ratón

Cuando un negocio crece, muchos de los procesos tienden a multiplicarse exponencialmente en complejidad. En paralelo, otros procedimientos a priori más simples, como solicitar un día de asuntos propios, pueden enquistarse y convertirse en una tarea ardua.

La última tecnología en RRHH permite simplificar y agilizar todos estos procesos, logrando que los empleados soliciten determinados permisos y reciban confirmación a través de la plataforma de gestión de RRHH de manera rápida y sencilla, permitiéndoles volver rápidamente al corazón del negocio.

Valora qué personal ubicas en cada proyecto

Actualmente el currículum ha dejado de ser lo más importante en una nueva contratación. No quiero decir, que no se tenga en cuenta, ni mucho menos, pero sí que en los procesos de selección actuales, han cobrado más peso que hace algunos años, aspectos relacionados con los valores personales del candidato. Y se busca que su manera de trabajar esté en consonancia con la filosofía de la propia empresa. Maximizar el potencial de los empleados se reflejará en la gestión de todos los procesos empresariales.

Hay que predicar con el ejemplo. Si las personas que conforman la organización ven que los equipos directivos están alineados con los valores que promulgan, lo más probable es que ellos los sigan. Sin embargo, decir que se quiere invertir en el desarrollo profesional de los colaboradores, e incumplir esa promesa, además de ser inapropiado, representa un gravísimo peligro para la compañía.

La comunicación directa y transparente en una organización puede dar muchas más alegrías a la hora de buscar la consecución de resultados. Permite compartir experiencias positivas y hacer sentir a cada empleado como un miembro más de una gran familia. Por ello, una empresa tiene que contar con la última tecnología en RRHH que permita gestionar eficazmente la comunicación entre los empleados, a través del portal.

¿Es tu caso? ¿Las soluciones de gestión de recursos humanos te ayudan a estar conectado con tus empleados? ¿Fluye la comunicación en tu empresa?

También te puede interesar...

  1. Creo que es cierto que estamos saliendo de la crisis, despacio, con paso firme y con un gran esfuerzo por parte de todos, sobre todo de las PYMES, por internacionalizar su actividad. Cada vez es más frecuente encontrarte pequeñas empresas españolas trabajando en cualquier país del mundo. En este nuevo rumbo de los negocios las empresas deben cuidar a los expatriados y herramientas como la vuestra sirven de un gran apoyo para los trabajadores que están fuera.

  2. Si es cierto que las unidades de RRHH disponen cada día de mejores herramientas para gestionar algo tan importante como el Capital Humano, también es cierto que se deben a un presupuesto.

    Y si para nosotros un recorte presupuestario supone devanarnos más el cerebro para bajar el precio / hora de los recursos externos, para ellos supone aplicar política de “crecimiento cero”. Eso en el mejor de los casos.

    Y ese creciendo cero afecta al resto de unidades de la empresa que, bien se las ven y se las desean para afrontar la cada día mayor carga de trabajo con cada día menos recursos, bien tiran de su propio presupuesto incorporando externos en funciones de internos. Y eso siempre implica un riesgo.

    Siento ser tan negativo pero la vida es así.

    Buen artículo en cualquier caso.

Comments are closed.

Close

Reservar una Demo

Si desea ver una demo de la solución de RRHH SaaS, por favor, rellene este formulario.










Haremos un uso responsable de sus datos personales – por favor, lea atentamente nuestra Declaración de privacidad.