Cinco formas de selección desfasadas que debes cambiar

flexible woViajemos 30 años atrás en el tiempo para visitar cualquier oficina. Entre todos esos viejos ordenadores cuadrados de color gris, filas y filas de armarios u otros muebles similares repletos de documentos, rodeados de restos de la decoración imperante en la década de los 70.

¡Menos mal que nuestros espacios de trabajo han cambiado mucho desde aquel entonces! Pero, todavía hay una parte importante de sus estructuras que la mayoría de las compañías no han renovado con el cuidado o mimo suficientes a lo largo de las últimas décadas: la selección de personal.

Si crees que publicar una oferta de trabajo en un tablón de anuncios o una breve mención sobre una vacante en las redes sociales son suficientes en 2016, estás muy equivocado. Es un hecho que las empresas necesitan renovar sus sistemas de contratación y captación de talento, en lugar de seguir atados a los anticuados y poco eficientes procesos de selección que bien pueden dar al traste con nuestro negocio

Abandona estas cinco prácticas antes de quedarte obsoleto.

Solicitudes y CV en papel

Muchos comercios, restaurantes o cafeterías continúan acumulando toneladas de papel a partir de solicitudes y CV´s cada vez que realizan un proceso de selección.

Este procedimiento quizás pueda funcionar para algunos procesos que cuenten con un pequeño número de candidatos, pero no es así para aquellos puestos con un gran número de solicitantes. Y es en este último caso cuando el tema del papel se puede ir completamente de las manos.

Precisamente, por todo ello es recomendable usar un sistema de seguimiento de los aspirantes para así poder gestionar y controlar todos nuestros esfuerzos durante las campañas de contratación. Una vez superado cierto número de aplicaciones, tanto el ahorro de tiempo como de papel, comienzan a justificar el coste del software de gestión.

Anuncios de trabajo poco originales

A buen seguro su empresa no es la única que usa plantillas para describir un puesto vacante o evita publicar ofertas de trabajo con tal de lograr un proceso de selección más rápido y sencillo. El resultado son ofertas de empleo nada efectivas, tediosas y genéricas.

En vez de ello, da un poco de personalidad a la descripción del puesto de trabajo. Muestra tu estilo empresarial.

Si tu lugar de trabajo es un espacio con cierta creatividad, pide ayuda a los compañeros más ingeniosos a la hora de realizar la descripción o el anuncio de la vacante.

¿Se enorgullece la empresa de su rápido crecimiento? Comparte esos datos y cifras y di cómo se buscan empleados orientados a resultados.

Por último, proporcionando información sobre trabajar en tu empresa atraerá candidatos que deseen ajustarse y destacar en la compañía. Todo ello augura compromiso, motivación y permanencia del personal.

Empleo inadecuado de las redes sociales

Como hemos mencionado al comienzo del artículo, un único tweet sobre una vacante laboral no es realmente una correcta estrategia de contratación. Usa las redes sociales no solo para alcanzar a los seguidores que ya pudieran estar interesados, sino los de aquellos curiosos o ajenos que desean encontrar atractivas plazas vacantes. Usa etiquetas -hastaghs- para alcanzar a determinadas franjas de edad o grupos de gente (#madrid, #madridjobs), y únete a grupos de Facebook o LinkedIn para anunciar cargos disponibles a trabajadores competentes.

Otro procedimiento infrautilizado de captación es aprovechar las conexiones de tus empleados; si tu plantilla disfruta siendo parte de la compañía, no es pedir demasiado que escriban un tweet sobre la posición disponible. Otra vez una oportunidad de anunciar tu negocio de manera gratuita. ¡Adelante!

Exceso de confianza en las entrevistas personales

Las entrevistas personales son molestas para ambas partes. Por un lado, el candidato debe responsabilizarse de los gastos de transporte y perder horas de trabajo para asistir a la entrevista. Por otro lado, el contratante, debe acomodar su jornada laboral.

Es absolutamente innecesario realizar más de una ronda de entrevistas personales para la mayoría de puestos vacantes.

En cambio, es recomendable reducir el número de candidatos mediante las combinaciones de diversos métodos tales como: consultas, entrevistas y conversaciones telefónicas, en Internet o mediante vídeo; así como pruebas actitudinales o de conocimiento.

Prueba una amplia variedad de estos métodos y descubre cual es el más apropiado y efectivo para tu negocio. También es importante revisar los comentarios de los participantes en el proceso de selección para ver qué aspectos se pueden mejorar.

De esta forma, siguiendo estos breves y sencillos consejos, tendrás seleccionados un pequeño número de candidatos que sin lugar a dudas pueden desarrollar perfectamente su nueva ocupación y están ansiosos por encajar en la empresa. Piénsalo, así nadie pierde el tiempo.

El error de re-contactar con solicitantes anteriormente rechazados

El pensamiento de la vieja escuela es: si sabes que un candidato no es el adecuado ¿por qué invertir más recursos en él?

Más aún, los aspiantes rechazados no reciben una llamada, carta o correo electrónico informando de que su aplicación laboral resultó insatisfactoria y las peticiones de comentarios sobre ello son ignoradas continuamente.

Hoy día, en la ´edad dorada´ de las redes sociales resulta muy sencillo para cualquier solicitante descartado escribir críticas sobre la compañía en Internet, llegando éstas al instante a amigos, familiares o a la totalidad de la red, Cualquier candidato puede destruir tu reputación a golpe de tweet.

Por supuesto, esta no es la situación ideal para tu negocio.

En la actualidad es muy fácil crear plantillas para muchos de los pasos del proceso de selección, incluso a la hora de volver a contactar con los candidatos rechazados. De hecho, contando con un sistema de seguimiento de los aspirantes, se puede predeterminar el sistema para enviarles un correo electrónico personalizado.

En este tipo de correos hay que estar seguro de ofrecer a los seleccionados la posibilidad de dar su opinión sobre el proceso y de animar a aquellos que fueran descartados a volver a intentarlo en un futuro en cuanto existan plazas vacantes.

Enviar sendas tandas de correos solo conlleva unos pocos segundos, pero evitarás dañar la imagen de marca.

                                                    Píldoras

Las viejas prácticas de selección de personal no van a destruir a su compañía, pero con el tiempo empeorarán su imagen de marca, reduciendo la efectividad del proceso de contratación. Además, después de un largo proceso de contratación, solo se consiguen contratar a trabajadores de perfil bajo, mientras que las empresas rivales habrán fichado a los empleados más brillantes por haber realizado dicho proceso en la mitad de tiempo.

HR debe sacar el máximo partido de la tecnología actual y aceptar que el proceso de contratación cada vez viene más determinado por los candidatos: conociendo e investigando a la compañía antes de mandar su aplicación; por lo que debes estar muy seguro de que el proceso de selección no dañe la imagen de la compañía.

Si en 2016 no quieres en tu oficina un ordenador pasado de moda ¿por qué a día de hoy ibas querer seguir utilizando procedimientos de selección tan anticuados?

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Reservar una Demo

Si desea ver una demo de la solución de RRHH SaaS, por favor, rellene este formulario.










Haremos un uso responsable de sus datos personales – por favor, lea atentamente nuestra Declaración de privacidad.