Cómo gestionar el estrés en RRHH

Se acaban las vacaciones de verano. Aunque es posible que las personas que trabajan en el entorno de Recursos Humanos presenten niveles de estrés similares a los del mes de mayo. Un estrés motivado, principalmente, por las preocupaciones asociadas al regreso a la oficina. En especial, de aquellos que han estado trabajando desde casa los últimos meses. También por la necesidad de gestionar con eficiencia las ausencias o la planificación a largo plazo de los nuevos modelos de trabajo. Todo ello hace que los equipos de recursos humanos lleven meses lidiando con una presión constante.

estrés laboral

Entonces, ¿Qué crees que puede hacer el entorno de los RRHH para gestionar mejor su tarea? ¿Cómo aliviar la presión para evitar que el estrés excesivo sea imposible de controlar? En definitiva, ¿Cómo gestionar el estrés en RRHH para que este entorno pueda también ayudar al resto de la organización? Se me ocurren algunas ideas que quizá puedan ayudarte:

Identifica pronto las señales

Debes prestar atención a aquellos compañeros/as que creas que empiezan a mostrar señales de estrés. Puede que muchas personas necesiten más tiempo del habitual para realizar su trabajo. Y que, esa situación provoque la solicitud de más bajas por enfermedad. O, quizá, muestren un comportamiento inusual, poniéndose nerviosos/as por cosas, aparentemente banales. Los retrasos frecuentes pueden ser también una señal de alarma a la que se debe prestar atención. No dejes que el problema se agrave: expresa tu preocupación. Ofrece el apoyo necesario. Y, explica lo que se puede hacer para reducir la carga de trabajo. Y, para minimizar las consecuencias de una deficiente gestión del estrés en RRHH.

Desaconseja la cultura de «siempre en línea»

Quizá hayamos llevado al extremo la cultura del “siempre conectado” como consecuencia del incremento del teletrabajo durante la pandemia. Esto ha hecho que la línea entre el entorno laboral y el personal esté cada vez más difuminada. Muchas de las personas que empezaron a teletrabajar sintieron que debían responder inmediatamente a cualquier solicitud. Pensaron que era la manera de demostrar que estaban operativas. Y, que mantenían un compromiso sólido con la empresa. Si bien este no es un problema nuevo, hay que decir que la pandemia agravó la situación. Y, lo ha hecho hasta tal punto que ha sido necesario legislar sobre el “derecho a la desconexión”.

Por lo tanto, considera necesario establecer pautas sobre los momentos adecuados para enviar emails. La mayoría de las plataformas de correo electrónico incluyen funciones de programación que te permiten elegir una hora de envío. Muchas empresas utilizan una amplia gama de herramientas de comunicación interna (chat, correo electrónico, teléfono, etc.). Asegúrate de tener una guía clara sobre cómo y cuándo usar cada canal. Esto evitará la sobrecarga de cualquiera de ellas. Y ayudará a gestionar el estrés en RRHH.

Crea una atmósfera de apoyo

Es importante crear un entorno en el que las personas no tengan miedo de expresar sus dificultades. Si los empleados saben que tienen el apoyo y comprensión de sus colegas, es menos probable que sufran un “colapso”.

Las reuniones regulares del equipo pueden proporcionar un espacio para que todos hablen sobre lo que les molesta. Pero, también, para tener en cuenta las próximas fechas límite. O para debatir si la lista de tareas es realista o no. Mantén abiertas las líneas de comunicación para que el equipo pueda apoyarse entre sí. Busca la mejor forma de distribuir el trabajo. Y busca, también, cómo RR.HH. puede gestionar las expectativas que se les ha impuesto.

Delega algunas tareas a la tecnología

Los recursos humanos pierden mucho tiempo administrando tareas rutinarias que pueden automatizarse fácilmente. El software de recursos humanos puede ayudar a registrar y rastrear las vacaciones anuales y las bajas por enfermedad. A gestionar el desempeño de manera efectiva. Y a facilitar los datos actualizados que la gerencia necesita para tomar decisiones.

Un software de recursos humanos, como Cezanne HR, también ofrece capacidades de autoservicio. Esto permite a los empleados acceder y actualizar su información. Y hace que lo los managers puedan liderar sus equipos de manera más efectiva. Liberados de cargas administrativas innecesarias, los profesionales de RR.HH. pueden centrarse en los aspectos más estratégicos de su función. Y, por tanto, agregar valor real al negocio.

Invierte en el desarrollo de los recursos humanos

Las personas que se sienten preparadas para hacer su trabajo tienen menos probabilidades de sufrir estrés o ansiedad. Y son capaces de hacer frente mejor a los desafíos que se les presentan. No se trata solo de habilidades técnicas. Se trata también de ayudar a las personas a mejorar su capacidad para:

  • gestionar su carga de trabajo
  • influir en los demás
  • recuperarse de los contratiempos
  • desarrollar su resiliencia.

RRHH suele estar tan ocupado gestionando el desarrollo de los demás, que se olvida de prestar atención al suyo propio. Asegúrate de que tu equipo de recursos humanos también participa en evaluaciones formales regularmente. Y que mantiene conversaciones informales de desempeño. De esta manera será más fácil que puedas identificar sus necesidades de desarrollo. Y, por supuesto, discutir la mejor forma de desarrollar sus niveles de habilidad.

Fomenta el tiempo libre

Descansar lo suficiente es beneficioso no solo para el bienestar personal sino también para la organización. Las personas son más productivas y están más motivadas después de un descanso reparador. Reservar las vacaciones anuales con antelación proporciona algo lúdico en lo que esperar. Genera expectativas positivas que pueden ayudar a aliviar la presión que genera el trabajo.

Asegúrate de que tu equipo de RR.HH. se toma un respiro. Es decir que, tienen tiempo libre de cuándo en cuándo. Esto también genera el beneficio adicional de reducir la probabilidad de que haya que gestionar con urgencia una avalancha de solicitudes de vacaciones al final del año. Ya sabes, un momento en el que a todos les entra la prisa por utilizar sus vacaciones pendientes. Y que, desde luego,  no ayuda a gestionar el estrés en RRHH.

Prioriza el bienestar

Los trabajadores de recursos humanos están preocupados por la salud y el bienestar de la fuerza laboral. Pero, casi nunca tienen en cuenta el suyo propio. Recursos humanos debe moldear los comportamientos que desean fomentar dentro de la empresa. Y, deben predicar con el ejemplo, manteniendo un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal. Si tu organización favorece formas flexibles de trabajo u ofrece beneficios de bienestar, asegúrate de que el entorno de RR.HH. también los esté utilizando.

Suscríbete a nuestra newsletter