¿Qué software de gestión de recursos humanos elijo? Cinco cualidades que ayudarán a tomar la decisión

Los responsables de recursos humanos en las pequeñas y medianas empresas, dividen su tiempo en la ejecución de diversas tareas, algunas de las cuales, meramente administrativas, no son una fuente real de rentabilidad. Pero administrar la información que se deriva de las personas que forman la organización, es necesario para conocer, analizar, evaluar y gestionar. Y, por lo tanto, aún siendo una tarea de escaso valor en sí misma, resulta necesaria para el conjunto de la gestión corporativa de los recursos humanos.

Desde hace algunos años, ha crecido el interés de los desarrolladores tecnológicos por el mercado de la pequeña y mediana empresa. Algunos de ellos, han optado por “recortar” sus desorbitados aplicativos, para hacerlos “encajar” con las necesidades de las pymes. Un comportamiento equivocado a tenor de la reorientación posterior de los “grandes” en búsqueda de nuevas soluciones, que más que adaptadas, hayan sido desarrolladas específicamente para este tipo de empresas.

Otros proveedores tecnológicos como Cezanne HR, han sido más directos y han focalizado el corazón de su negocio en el desarrollo de soluciones específicas para las pymes, soluciones online, escalables, flexibles, con potentes funcionalidades pero a un coste apto también para los bolsillos más pequeños. Cezanne HR es el resultado de un profundo análisis de las necesidades y los retos que plantean las pequeñas y medianas empresas en un contexto en el que la competitividad y el ajuste de presupuestos, marcan las reglas del juego.

Cinco reflexiones sobre la solución perfecta

Los principales analistas del mercado coinciden en señalar cinco elementos clave a tener en cuenta para determinar cuál será la solución perfecta que permita gestionar con eficiencia a las personas:

  • Directamente ligada con el modo de adquisición de la plataforma empresarial, las organizaciones tienen que buscar aquellas soluciones que puedan implementarse bajo modelo de comercialización tipo Cloud o pago por uso. Los fabricantes de software han perdido el interés por la venta de sus aplicativos. Ahora prefieren alquilarlo. El software ha evolucionado de producto a servicio, es un concepto vivo que puede ser utilizado hoy por un determinado público y mañana por otro, bien distinto. Al comercializarse en régimen de alquiler, el beneficio es mayor para las empresas usuarias ya que no se ven obligadas a efectuar grandes inversiones. El Cloud representa una de las mejores opciones ya que permite facturar el arrendamiento del software por una cantidad mensual en función de los usuarios que utilicen la plataforma y de los módulos contratados. La filosofía Cloud implica además, otro elemento importante. El usuario se despreocupa de todas las cuestiones tecnológicas que deja en manos de su proveedor. Éste proporcionará la infraestructura necesaria, las actualizaciones pertinentes y todo lo que sea necesario para que el aplicativo funcione… SIEMPRE. Y todo ello, sin interferir en la actividad del día a día ni en los presupuestos.
  • El incremento de empleados que teletrabajan, que basan su actividad en la movilidad con desplazamientos constantes fuera de la oficina o que desempeñan sus tareas en la “casa del cliente” ha originado la necesidad de poder interactuar con las plataformas de gestión de recursos humanos, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Aquellas soluciones que no sean accesibles desde cualquier dispositivo móvil, con independencia de su Sistema Operativo, serán seguramente descartadas porque los usuarios perderán el interés por ellas.
  • Unida a la movilidad y al concepto everywhere y anywhere, las plataformas de gestión de RRHH deben ofrecerse a los empleados como una herramienta de autoservicio, que permita a los colaboradores interactuar de manera libre en determinados campos: desde rellenar una evaluación de competencias profesionales o cumplimentar y/o actualizar los datos personales, hasta rellenar los cuadrantes relativos a las vacaciones o asuntos propios o bajas por enfermedad programadas de antemano. No dejan de ser actividades ajenas al cuore del negocio pero que permiten ahorrar mucho tiempo, liberando recursos para otras acciones que aporten un mayor valor añadido.
  • Las soluciones de gestión de RRHH óptimas tienen que incluir un portal para el empleado que sirva para compartir información, generar sinergias entre todos los empleados aunque sean de distintos departamentos. No se trata sólo de aparecer como un repositorio de información donde la empresa cuelgue normas prácticas, legislación vigente, etc., sino que debe ser una herramienta que sirva de vehículo o canal de comunicación entre todas las personas del equipo.
  • Por último, los aplicativos tienen que ser escalables. El mejor software empresarial, sea cual sea el sector al que se dirija debe poder ser implantado en una multinacional con un número importante de empleados o en una micropyme. La escalabilidad del producto permitirá ir adquiriéndolo según las necesidades puntuales, evitando así efectuar costosas inversiones.

Por lo tanto y, a modo de conclusión, si te encuentras en el preciso y delicado momento en el que estás evaluando la implantación de un sistema de gestión de recursos humanos y no quieres hacerle un “roto” al bolsillo de tu empresa, deberás fijarte en una solución 100% Cloud, fácil de implantar, económica y escalable. Si además esa solución permite interactuar desde plataformas móviles y cuenta con su propio portal del empleado, muy probablemente  estarás delante de la solución perfecta.

 

¿Estás en la búsqueda activa de una solución que te ayude a gestionar el talento en tu empresa? ¿Has valorado las opciones que ofrecen las herramientas Cloud?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Haremos un uso responsable de tus datos personales – por favor, lee atentamente nuestra Declaración de privacidad.