Gestión del feedback de los empleados: ¿es ahora más difícil?

A nadie le gusta hacer o recibir comentarios negativos o difíciles, mucho menos ahora que todos estamos lidiando con las consecuencias del entorno COVID-19. Sin embargo, el desempeño de los empleados no mejorará a menos que los empleadores comuniquen claramente qué problemas encuentran para que las personas puedan entender y responder conforme a las necesidades concretas del negocio.

Entonces, ¿qué pueden hacer los responsables de recursos humanos para ayudar a los managers si alguien de su equipo rechaza los comentarios adversos o no actúa en consecuencia? ¿Cómo pueden responder los managers cuando un empleado se niega a reconocer que en su trabajo hay margen de mejora?

covid-19 performance reject feedback

El primer paso, desde luego, es entender porqué la persona en cuestión rechaza el feedback. Para conseguirlo, se me ocurren algunas preguntas que se podrían hacer desde recursos humanos:

 

Recruitment icon¿Cómo ha influido el coronavirus en la relación entre el empleado y el resto del equipo? ¿Están trabajando los líderes para mantener activas las líneas de comunicación? ¿Están suficientemente bien respaldados por recursos humanos?

¿Epeople illustration l individuo -ya sea manager, jefe de equipo o empleado -es consciente del impacto de su trabajo en el del resto del equipo?

Desktop illustration ¿Están preparados para recibir un feedback en remoto? ¿Cómo se desarrollaron las entrevistas de evaluación anteriores?

illustration of a calendar ¿Vale la pena verificar dos veces la precisión de todos los comentarios?

 

Estas preguntas podrían proporcionar una imagen más clara sobre lo que pasa y facilitar la búsqueda de soluciones óptimas para cualquier problema. Ahora bien, para hacerlo, es necesario contar con el apoyo de un software de recursos humanos que, por un lado, facilite la operativa y, por otro, proporcione la información apropiada. Comunicar una valoración negativa no es fácil, especialmente, cuando la fuerza laboral está trabajando en remoto. Sin embargo, aquí tienes cinco consejos que quizá puedan ayudarte, si te encuentras en una situación similar:

Retrocede antes de saltar

Este podría ser un buen momento para que recursos humanos incentiven a los managers a personalizar la forma en la que se proporciona el feedback: algunas personas necesitan retroalimentación constante, otras prefieren recibirla en pequeñas dosis.

Recursos humanos puede recordar a los managers que deben ser delicados en su enfoque y tener cuidado de no criticar a los demás simplemente porque trabajan de manera diferente a la suya. Todos han tenido que adaptarse a nuevas formas de trabajo si han implementado el teletrabajo, lo que puede acentuar las diferencias entre los distintos estilos de trabajo de cada uno. Esto hace que sea más importante que nunca tener una mente abierta para poder encajar y entender los diferentes enfoques. Asegúrate de tener clara la situación de cada uno antes de participar en la generación de comentarios que quizá pueden no ser relevantes.

Ten en cuenta el contexto

Las posibilidades de que se acepte la retroalimentación serán mayores si se toman en cuenta circunstancias especiales que involucran a empleados individuales. Quizás el empleado se enfrenta a una situación inusual en el hogar o un trabajador asume mayores responsabilidades que normalmente no son parte de sus atribuciones y, para las que, tal vez, no cuente con las habilidades necesarias. Además de estas circunstancias, también puede ser particularmente difícil proporcionar una evaluación remota que sea, de verdad, efectiva. Un software de recursos humanos con funcionalidades para optimizar la gestión de la evaluación puede darte la clave.

Como profesional de recursos humanos, si has podido identificar a las personas cuyo trabajo puede verse particularmente obstaculizado con las nuevas condiciones que impone el teletrabajo, intenta mantener un contacto regular con ellas y asegúrate de que sus managers hagan lo mismo. Esto mejorará la precisión y relevancia de las evaluaciones del desempeño.

Se Flexible

Los empleados se enfrentaron a la pandemia a su manera. Los managers deben estar preparados para adaptarse a las necesidades de la persona con la que están tratando y ser flexibles en la forma en que brindan sus comentarios. Por ejemplo, las evaluaciones formales regulares son importantes, pero a veces una llamada informal por Skype puede funcionar igual de bien, especialmente en aquellos casos en los que la intervención oportuna puede resolver un problema sin demasiadas complicaciones antes de que se agrande. Y, si necesitas proporcionar comentarios sobre una actividad específica, no debes dejarla en el aire por mucho tiempo. El impacto se perderá si las conversaciones tienen lugar semanas después de que se haya producido el problema.

Un software de recursos humanos, creado para respaldar registros informales, es una excelente manera de mantenerse actualizado sobre las evaluaciones y hacerlas sencillas pero efectivas.

Muestra empatía

Una forma de reducir las posibilidades de que se rechacen los comentarios negativos es mantener una conversación equilibrada, que se base en evidencias y que sea objetiva, específica y oportuna. Evitar juicios de valor o informar comentarios de terceros es importante ya que pueden producirse prejuicios e injusticias, lo que le da a la persona solo una razón más para ponerse a la defensiva y rechazar cualquier comentario.

Mostrar sensibilidad, prefiriendo las preguntas en lugar de declaraciones categóricas sobre su desempeño, es una excelente manera de crear una relación y hacer que una conversación incómoda sea más cómoda y constructiva.

Recursos humanos podría ofrecer formación a los managers sobre las mejores formas de apoyar estas conversaciones difíciles. Es muy útil pedir comentarios sobre las conversaciones de desempeño para asegurarse de que sean parciales y lo más objetivas posible.

Ayuda a las personas a desarrollar la autoconciencia de forma remota

A menudo, cuando las personas se enfadan por recibir comentarios, es porque carecen de conciencia de sí mismos. Trabajar de forma remota y tener menos contacto con los miembros del equipo significa que los empleados corren el riesgo de quedar aislados y potencialmente atrapados en su burbuja de trabajo. Podrían demostrar habilidades de escucha más pobres y falta de empatía y, en consecuencia, podrían mostrar un enfoque mucho más defensivo.

Recursos humanos debe trabajar en estrecha colaboración con los managers para mantener una cultura de comunicación efectiva y ayudarles a comprender cómo su comportamiento puede influir sobre los miembros de su equipo. Las pruebas de personalidad y comportamiento, introducidas de la manera correcta, pueden ser una herramienta excelente para ayudar a las personas a comprenderse mejor y a adaptarse al trabajo en equipo.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete Ahora