Lo que esperan los empleados a su vuelta a la oficina

Trabajar desde casa, con ropa informal, sin problemas de tráfico o con un transporte público, abarrotado en las horas punta, son solo algunas de las ventajas que todos le hemos visto al trabajo desde casa durante el último año. Algunas empresas se acercaron al trabajo en remoto con la preocupación por el impacto que tendría en los índices de productividad. Sin embargo, muchas de esas mismas empresas, descubrieron, muy pronto, que el teletrabajo tenía más efectos positivos que negativos. Y, en este sentido, están reflexionando sobre cómo mantener cierto equilibrio entre el trabajo en remoto y el trabajo en la oficina cuando se produzca la vuelta definitiva a la normalidad.

Sin embargo, un año después de que comenzara la crisis sanitaria, hemos visto que teletrabajar no es para todos, especialmente si tenemos en cuenta, las circunstancias actuales con medidas restrictivas, distanciamiento social, movilidad limitada, etc. No resulta extraño, entonces, que algunas personas estén deseando volver a la oficina.  Por eso, a medida que se vayan relajando las restricciones es probable que las organizaciones empiecen a traer a sus empleados de vuelta a la oficina.

work from home mi

En este sentido, es importante que, cuando RRHH prepare el regreso de su fuerza laboral a la oficina, tenga muy presente las razones por las que las personas están deseando volver. Eso permitirá facilitar y agilizar el regreso.

Entones, ¿qué crees que esperan los empleados a su regreso a la oficina?

1. Interacciones cara a cara

Las historias virales de desastres en videollamadas y reuniones online subrayan que la videoconferencia no es una alternativa perfecta a las interacciones cara a cara. Carecemos de todas las señales sociales relacionadas con el lenguaje corporal que nos ayudan a evaluar cómo responder y comunicarnos con los demás. El uso excesivo de la tecnología también ha hecho que estas interacciones virtuales sean una tarea, tediosa para algunos, causa de ansiedad para otros, dificultando la conexión o la colaboración eficaz en algunos proyectos.

Regresar a la oficina significa tener esos momentos de chat y conversaciones improvisadas con colegas, que son extremadamente difíciles de replicar online de forma natural. Incluso algo tan simple como poder almorzar juntos puede tener un impacto positivo en los vínculos entre colegas.

2. Elimina la ansiedad

¿Cuántas veces has comprobado la imagen de tu cámara web durante una videollamada o has trabajado un poco más para demostrar que no estás bajando el ritmo? Con las noticias de despidos y el aumento del desempleo que nos bombardean todos los días, menos interacciones con otros y conversaciones con los managers sobre el desempeño suspendidas (¡o incluso canceladas por completo!), no sorprende que los empleados sientan que su trabajo está en riesgo. A pesar de las medidas de protección del empleo, los compromisos y el esfuerzo de muchas organizaciones por mantener los puestos de trabajo intactos, muchos temen que, en los próximos meses, los ERTES se conviertan en ERES o, que muchas organizaciones se vean obligadas a renunciar a varios empleados.

Regresar al trabajo en la oficina ayudará a reducir estas ansiedades. Por otra parte, ya no tendremos que preocuparnos de que la habitación desde la que nos conectamos para una videollamada esté en orden y proyecte la imagen que queremos trasmitir de nosotros mismos o que se “cuelen” los gritos de los niños que juegan en la habitación contigua. La vuelta a la oficina hará que sea más fácil informar a los managers sobre cualquier problema en una conversación informal en la máquina de café sin tener que convocar una videollamada o enviar un correo electrónico.

3. Área de trabajo adecuada

Para algunos teletrabajadores, configurar su «oficina en casa» no es ideal para facilitar la productividad. A lo largo del año, hemos escuchado historias de personas que utilizan la tabla de planchar o la mesa de la cocina como escritorio, empleados que son interrumpidos constantemente por niños o compañeros de cuarto, o que luchan con conexiones a Internet poco fiables. Estos escenarios no solo son perjudiciales para el trabajo, sino que el uso de configuraciones de escritorio incómodas puede causar impactos negativos en el bienestar físico, como dolor de espalda o fatiga visual.

Al regresar a la oficina, los empleados deben tener a punto todo el equipo que necesitan. La resolución de cualquier problema de TI se volverá un poco más fácil. También es bueno para la empresa, ya que puede garantizar más fácilmente que los empleados trabajen en un entorno que cumpla con los estándares de salud y seguridad.

4. Fronteras laborales / domésticas

La cultura de «siempre conectados» que experimentan muchos trabajadores en este mundo digital se ha visto agravada por la situación actual del trabajo desde casa. Como tanto los asuntos privados como los profesionales tuvieron lugar en el mismo espacio, los límites se difuminaron aún más.  Los empleados leen y responden a los correos electrónicos fuera de las horas normales de trabajo y a la gente le resulta difícil desconectarse del trabajo después de las horas de trabajo y viceversa.

Ir a un lugar físico diferente como la oficina para trabajar ayuda a crear distancia, física y mental, entre la vida privada y la laboral.

5. Flexibilidad en el lugar de trabajo

Aunque mucha gente echa de menos su trabajo, o mejor dicho, su trabajo en la oficina, esto no significa que quieran definitivamente volver a la situación pre-pandémica. Es decir, o teletrabajo o trabajo en la oficina. No se trata de elegir entre un modelo u otro. Ahora que sabemos que teletrabajar es posible para muchos empleados sin que ello haya supuesto grandes caídas de productividad y motivación, existen grandes expectativas de poder tener la flexibilidad suficiente como para trabajar desde casa, al menos, una parte del horario laboral.

La esperanza es precisamente esta: que todos, empleados, managers, jefes de equipo, directivos …  hayan entendido que existen formas más eficientes de configurar el trabajo, que permiten un equilibrio real entre el trabajo, la vida privada y las necesidades empresariales. Probablemente poder trabajar en parte desde casa y en parte en la oficina es el ideal perfecto porque elimina todos los problemas de la obligatoriedad de las reuniones online y devuelve las ventajas de las reuniones cara a cara, la proximidad entre compañeros para una consulta rápida y, al mismo tiempo, elimina -al menos durante algunos días a la semana, los problemas que decíamos al principio, relacionados con los desplazamientos a la oficina. En otras palabras, el modelo híbrido combina las ventajas del teletrabajo y del trabajo en la oficina.

6. Ventajas de la oficina

Si bien sabemos que los beneficios de la oficina, como refrigerios gratis o una sala de descanso, no son tan importantes como el liderazgo empático o el cuidado del empleador por el bienestar de su personal, aún son agradables. Dado que las oficinas estaban vacías mientras los empleados trabajaban desde casa, no es raro que algunos de nosotros recuerde con nostalgia esas desayunos gratis de los viernes o el aperitivo mensual con los compañeros.

Es importante que cuando llegue el momento de reevaluar el valor de ciertos aspectos de la vida en la oficina, los empleadores recopilen comentarios del personal para comprender qué tan significativos pueden ser para los empleados.

Hay varias cosas a tener en cuenta al planificar cómo volver a trabajar en las oficinas corporativasEl uso del software de recursos humanos para distribuir los documentos que necesita el personal, como las políticas de la empresa o los formularios de solicitud de trabajo flexibles, el envío de avisos urgentes y la actualización de datos clave de la fuerza laboral, puede ayudar a simplificar la realización de las actividades relacionadas con el go to the office.

 

Suscríbete a nuestra newsletter