Cinco formas en las que RRHH puede aumentar la felicidad en el trabajo

Abordar el bienestar físico y mental de los empleados en un desafío constante tanto para los gerentes como para los equipos de RRHH. Existe una lucha constante por entender qué es lo que hace que las personas se mantengan motivadas. Que estén comprometidas y contentas con su trabajo.

No es ningún secreto que la felicidad y la actitud positiva, aportan grandes beneficios. No solo a nivel profesional, también en general, en el ámbito personal. Los empleados que llegan a la oficina todos los días con una sonrisa, y se sienten satisfechos con su trabajo, obviamente están más comprometidos. Y será menos probable que se vayan.

felicidad en el trabajo

El papel de RRHH también incluye su capacidad para influir y la mejorar el bienestar de los empleados. Este es un trabajo que debe hacerse tanto a corto como a largo plazo. Aquí te dejo algunas cosas que RRHH puede hacer para incrementar la felicidad en el trabajo.

1.Hacer de las habilidades blandas una prioridad

En algún momento de tu carrera, seguramente habrás trabajado con algún gerente complicado. Serás consciente, por lo tanto, del impacto negativo que esto tiene sobre el trabajo. O, mejor dicho, sobre la bien o mal que uno se siente en su trabajo. Parte de la solución es que los gerentes pongan en valor la importancia de las habilidades blandas. Los directivos deben tener eso que llaman inteligencia emocional e inteligencia social. Por eso, el equipo de RRHH debe comprobar si, dentro de la organización, también se trabajan esos aspectos.

Para RR.HH., esto significa dar un paso atrás. Es decir, mirar el panorama general y asegurar que los presupuestos formación se invierten en las áreas correctas. Los programas de formación se han centrado tradicionalmente en las habilidades técnicas y prácticas. Con una mayor demanda de inteligencia emocional en los directivos del futuro, la formación en habilidades blandas también debería ser una prioridad.

2. Formar equipos de personas felices y positivas.

Si los empleados que son intrínsecamente más felices tienen más probabilidades de ser productivos, ¿deben los empleadores buscar el optimismo como una cualidad necesaria en los procesos de selección? Aunque parece lógico, no siempre es tan sencillo. Algunos empleados que tienen habilidades muy sólidas y específicas pueden tener más dificultad para mostrar, abiertamente, sus emociones. Es decir, puede que no sean tan optimistas o positivos como cabría esperar. Pero, eso, no les hace menos valiosos.

Asignar empleados «menos felices» a proyectos con empleados más entusiastas puede marcar una gran diferencia en el bienestar general. Después de todo, la felicidad es contagiosa y puede extenderse a quienes están expuestos a ella. Pero, vigila al equipo para asegurarte de que los compañeros menos felices no desmoralizan a los miembros más positivos.

Recursos humanos debe hablar con los líderes de equipo para ver cuál es la mejor manera de construir equipos optimistas. Buscar la forma de subir la moral del equipo. Y favorecer la felicidad en el trabajo de todos los empleados.

3. Revisar la cultura corporativa

Si las entrevistas de salida, los altos niveles de absentismo, la escasa fidelización del personal, las reseñas online en RRSS o la simple intuición sugieren que la mayoría de los trabajadores tienen más días malos que buenos, lo más probable es que haya un problema de base en la cultura de tu empresa. La felicidad en el trabajo impacta en el global de la organización mucho más de lo que te imaginas.

Teniendo en cuenta que un alto porcentaje de la población activa en España ha trabajado desde casa en algún momento durante la pandemia, no es de extrañar que se produzcan algunos cambios en la cultura de la empresa. RRHH debe asegurarse de que ningún problema pase desapercibido.

Abordar los aspectos negativos de la cultura de una empresa puede ser difícil. Empieza por informarte de los hechos con datos objetivos. Y habla con tu equipo de dirección. Si puedes, por ejemplo, demostrar cuánto le cuesta a la empresa los niveles altos de absentismo o la rotación de personal, por ejemplo, y presentar tus ideas sobre cómo solucionarlo, te resultará más fácil obtener el apoyo de la dirección para tomar medidas.

4. Mostrar gratitud

Trabajar desde casa durante mucho tiempo puede haber hecho que algunos empleados sean menos visibles. Muchos pueden tener la sensación de que pasan desapercibidos. O que no se les valora justamente. Y, eso puede ser desmotivador. E, incluso, aumentar aún más el sentimiento de soledad. Estos problemas pueden mitigarse cuando los empleados sienten que se agradece su tiempo y esfuerzo.

Una publicación breve en el portal de recursos humanos de la empresa o una tarjeta de agradecimiento escrita a mano para los empleados agradeciendo su último proyecto, venta, etc. pueden hacer mucho. Es una manera sencilla de hacer ver a todos que el trabajo que hacen es importante.

5. Apostar por la inclusión

Cada uno hemos vivido la pandemia de manera diferente. Y hemos afrontado los problemas sociales que ha planteado, también de modos distintos. Por eso, al introducir cambios importantes como el teletrabajo o las iniciativas de Diversidad e Integración, es importante apostar por la inclusión. Contar con la opinión de empleados de orígenes diversos y con puntos de vista variados a expresar sus opiniones puede ayudar a hacer que el cambio sea más sencillo.

Las personas están mejor cuando sienten que se les escucha y se toma en consideración sus opiniones. Esta también es una buena manera de conseguir la aceptación. Después de todo, la participación de los empleados es esencial para el éxito de las iniciativas de recursos humanos.

Si bien ser feliz es, al final del día, una actitud personal, que afectará a cada individuo, seguro que crear un ambiente positivo en el trabajo, también beneficiará a la empresa.

 

Suscríbete a nuestra newsletter