8 ideas para mejorar la gestión RH

Autor: José Manuel Villaseñor, partner de Cezanne HR en España

Es evidente que en el corazón de la gestión óptima de cualquier organización está la elaboración de una estrategia acorde a los objetivos que se quieran lograr. Ahora bien, además de la estrategia, cuenta y mucho -de hecho, cada vez más- el modo en el que se ponen en marcha esas líneas de actuación. Y es en este punto, en el que la tecnología desempeña un papel estratégico. Alinear personas y tecnología ayuda a los managers y al propio equipo a remar en la misma dirección.

Se me ocurren algunas ideas para mejorar la gestión de RH. A ver qué te parecen:

1.- Detectar la necesidad. Es decir, determinar qué se espera de recursos humanos. En función del momento en el que se encuentre la organización, (compra, fusión, venta, internacionalización, reestructuración, …) las prioridades serán unas u otras. Una vez determinadas las necesidades prioritarias se podrán establecer los objetivos.

2.- Encontrar -y acceder con facilidad- a la información adecuada. Es decir, hay que conocer a las personas. Ahora bien, en plantillas de más de 100 empleados es imposible conocerlos personalmente a todos, por lo que un software HR puede contribuir a facilitar ese conocimiento, sólo con un click.

3.- Tener la mente abierta y estar dispuest@ a construir. Hay que intentar pensar un poco más allá de lo que tenemos delante de nuestra nariz. Es decir, proyectar la imagen de la compañía a futuro, (también la del mercado, la del entorno en el que se mueve la organización, la del sector, etc.) Para ello, necesariamente tenemos que ser creativos y tener la capacidad para innovar, adaptarnos y mejorar nuestras habilidades y competencias o adquirir otras nuevas.

4.- Automatizar procesos y DELEGAR. Delegar implica también una alta dosis de confianza. No basta con recortar el tiempo que se dedica a tareas más o menos administrativas, se trata incorporar la gestión de las personas al entorno corporativo y hacer que cada departamento aporte valor al conjunto de la compañía. Hacerlo y, naturalmente, compartirlo. Para ello, vuelve a ser necesario conocer a las personas, identificar los talentos que tiene la organización, qué aspiraciones tienen los empleados, qué formación necesita, etc.

5.- Hay que liderar. ¡Ojo! Liderar no significa imponer. Sobre la capacidad de liderazgo habría mucho que decir, pero lo primero que se me ocurre es que para ser un líder hay que tener buena mano para las relaciones personales dentro y fuera de la organización, hay que tener habilidades de negociación y saber empatizar con el equipo. Y, sí, hay que predicar con el ejemplo.

6.- Aplicar la tecnología. Hoy, en plena transformación digital parece hasta ridículo hablar de la necesidad de aplicar la tecnología a la gestión. Pero, lo cierto es que sigue habiendo empresas, cuyas áreas de recursos humanos, siguen gestionados con sistemas poco avanzados. La nube, la mobilidad, el análisis de los datos o el Internet de las Cosas, ya no son quimeras sobre las que construir propuestas de negocio sostenibles. Hoy forman parte ya de las exigencias no sólo de los nuevos profesionales, sino de la sociedad en general.

7.- Hay que ser flexible. Esto permite a la organización adaptarse con facilidad y a plantear un futuro en el que nada permanece estático

8.- Impulsar la implicación de las personas. Todos somos importantes, desde los empleados del nivel profesional más bajo hasta la alta dirección, miembros del Consejo de Administración, etc. Para ello, comunicación, comunicación y más comunicación. Y en todas las fases, transparencia y claridad en los mensajes, hacer que la información fluya y se comparta. Evitar la cultura del miedo y suprimirla por la de la libertad de expresión y el compromiso. Difícil de lograr, pero una vez que se logra, los resultados son extraordinarios.

Lamentablemente no tenemos una barita mágica para hacer que todo funcione pero, si nos planteamos ir mejorando cada día en alguno de estos puntos que te propongo, seguro que al final el balance verás que ha sido positivo. Ahora, también te digo, la tecnología en cada una de las propuestas que te hago es, sencillamente, imprescindible. Si dispones de un software de gestión de recursos humanos, en la nube, te permitirá además, empezar a ver retorno económico muy rápido. Todo son ventajas así, que, anímate y luego nos lo cuentas. Si lo haces, seguro que te leo.

Artículo publicado en RRHH Digital

Reservar una Demo

Si desea ver una demo de la solución de RRHH SaaS, por favor, rellene este formulario.

Haremos un uso responsable de sus datos personales – por favor, lea atentamente nuestra Declaración de privacidad.