Claves para evaluar el desempeño

A las puertas de 2022, las empresas siguen luchando para solventar algunas dificultades propias de la gestión de RRHH. Por un lado, mantenga bajo control el absentismo laboral. Y, por otro, evaluar el desempeño de los empleados de forma justa. Y eficiente.

Hay algo en lo que todos parecen estar de acuerdo. Y es en que los niveles de productividad de los empleados aún no han recuperado el nivel pre-Covid . Creo que es algo comprensible, teniendo en cuenta la coyuntura económica y social. Pero, en cualquier caso, son datos alarmantes. Más si tenemos en cuenta que los españoles producimos menos valor por hora que los trabajadores de otras economías líderes.

Evaluar el desempeño

Tradicionalmente pensamos que la baja productividad tiene que ver con una falta de formación de los gerentes. O con una comunicación deficiente. Tal vez, con conversaciones de mala calidad a la hora de evaluar el desempeño. O puede que la falta de herramientas adecuadas para que los managers gestionen bien sus equipos.

Sin embargo, ahora, con la presión añadida de una pandemia en curso ¿qué crees que pueden/deben hacer las empresas para actualizar su gestión de ausencias? ¿Y para evaluar el desempeño de sus empleados en busca de su máximo rendimiento?

Hacer las cosas bien al evaluar el desempeño

En muchas empresas, la gestión de las ausencias y del desempeño sigue siendo en gran medida un asunto ad hoc . Es decir que, las prácticas suelen variar mucho entre departamentos. E, incluso, entre directivos. Algunos empleados tienen revisiones regulares y productivas. Pero otros, en cambio, tendrán suerte si consiguen una evaluación anual. Está claro que alcanzar el equilibrio adecuado en aspectos como la gestión de las ausencias debería ser una prioridad.

Por ejemplo, las ausencias persistentes de corta duración son objeto de fuertes críticas en unos equipos. Sin embargo, puede que en otros no generen ningún comentario. Ya ves que esto puede ser un problema, ¿verdad? Por lo tanto, poner en marcha procesos sencillos y básicos a la hora de gestionar las ausencias o evaluar el desempeño marcará la diferencia.

Permitirá que los directivos y empleados sepan lo que debe ocurrir. Y cuando. Lo que es aceptable, y lo que no. La empresa, por su parte, obtendrá una visión con perspectiva de su talento interno. Y podrá planificar mejor la sucesión y el desarrollo en sintonía con los objetivos corporativos.

plantilla evaluación desempeñoformacion proporcional

Normalmente se espera que los directivos sepan evaluar el desempeño. Es decir, hacer todo lo que implica. Pero no es una habilidad que resulte natural para todos. Muchas veces, nos encontramos con directivos que esconden bajo la alfombra algunos malos resultados. O comportamientos inadecuados. Simplemente porque no saben cómo abordar la situación. O porque les preocupa entrar en una confrontación con los empleados.

Un programa de formación sencillo y bien estructurado puede ayudar a que los directivos comprendan mejor los procesos de gestión de las ausencias. Y como evaluar el desempeño de la empresa. Les darán confianza saber que tienen las habilidades necesarias para sacar lo mejor de su personal. Y afrontar situaciones adversas.

Concentrarse en las conversaciones

Las conversaciones entre jefes y empleados son fundamentales para establecer relaciones “sanas”. Y elevar el nivel de desempeño. Sin embargo, no es raro encontrarnos con empleados enfadados al terminar su evaluación. O al cerrar una conversación con su manager, sobre su rendimiento. Generalmente, este enfado tiene que ver con el hecho de no tener claro qué deben hacer de manera diferente para mejorar.

Los managers necesitan ayuda para mejorar sus habilidades de comunicación. Y para facilitar un feedback más claro. De forma que evaluar el desempeño sea un proceso productivo e destacado para ambas partes. Y que sirva para que todos tengan claro lo que se necesita de cada uno. Y el comportamiento que se espera de ellos.

 Hacer que todo tenga sentido

Si las personas no tienen claros sus objetivos y el modo en que su función encaja en el panorama general, les resultará difícil priorizar. O motivarse con el trabajo que tienen entre manos.

Los procesos óptimos de evaluación del desempeño garantizan que los empleados entienden lo que es importante. Lo que están haciendo bien. O lo que necesitan mejorar. Y dejan claro cómo se medirá y recompensará el éxito. Si los empleados participan en las conversaciones y tienen claros los motivos que llevan a las decisiones sobre su desempeño, es más probable que pongan el foco en mejorar. De la misma manera que si los empleados ven que las ausencias se controlan de forma justa y coherente, y que los comportamientos inaceptables se tratan, será menos probable que se salten las normas.

Si los empleados ven que los debates y las decisiones tomadas en las revisiones del rendimiento se llevan a cabo, de forma transparente, es mucho más probable que centren sus esfuerzos con entusiasmo en las cosas correctas. Del mismo modo, si los empleados ven que las ausencias se controlan de forma justa y coherente, y que los comportamientos inadecuados se abordan y sancionan, es mucho menos probable que intenten saltarse las normas.

Proporcionar herramientas

Muchas veces vemos que gestionar el absentismo o evaluar el desempeño no se hace bien. Quizá porque los gerentes lo percibieron como algo “difícil”. Un proceso complejo que requiere demasiado tiempo. Sin embargo, si pone a su disposición un software de RRHH óptima verá cómo cambia su percepción. Ya que la tecnología simplificará y agilizará el proceso. Automatizará funciones. Y permitirá obtener información crítica para la toma de decisiones.

Un software de evaluación del desempeño como Cezanne HR ofrece a los gerentes las herramientas necesarias para:

  • Establecer objetivos
  • programar evaluaciones
  • Planificar el desarrollo
  • Supervisar los progresos

Y, lo mejor de todo es que proporciona una visión general sobre las habilidades y talentos disponibles en cada equipo. Eso hace que los directivos puedan identificar las brechas. Y planeando la sucesión.

Un software de gestión de ausencias , por su parte, puede señalar tendencias. Y proporción de un elemento de activación para los administradores cuando necesiten tomar medidas. Por supuesto, sigue siendo necesario mantener conversaciones de calidad. Pero los procesos automatizados facilitaron la gestión de las ausencias y del rendimiento.

Por lo tanto, mi recomendación de hoy es que busque un software de RRHH potente, modular y flexible. Un software que te permita utilizar las funcionalidades que necesites en cada momento. Que sea fácil. Que proporción un buen servicio de valor añadido. Y que te permita operar en cualquier momento, desde cualquier dispositivo. Es decir, que sea un software de RRHH en la nube, como Cezanne HR. Si quieres, cuéntanos lo que necesitas. Podemos ayudar .

 

Suscríbete a nuestra newsletter